Paralisis progresiva del tranvia -3

Hasta mediados del ano anterior eran unos vehiculos ideales para el liasiego de gente mesurada, honesta, paciente y sin prisa: el paralitico,el cscribiente no mecanografo, el pensionado civil y el jugador de ajedrez. Situabase usted en una csquina y todo consistia en esperar. La calceta, la lectura de Jorge Manach o la simple divagacion sobre tcmas no Continue reading “Paralisis progresiva del tranvia -3”

Paralisis progresiva del tranvia -2

Quolroz cetuvo por aca unos meses, en el sesentitantos, y a pesar (Jfll liompo transcurrido desde la visita de Humboldt no se sintio mejor. Ml Habana —eseribio por alguna parte— es un charco de sudor y un Milillnm do palmeras…» Claro que el sibarita creador de Fradique Mtiiidrn ostaba habiluado al confort parisiense, que entonces Continue reading “Paralisis progresiva del tranvia -2”

Paralisis progresiva del tranvia -1

La Habana es una ciudad que anda pellizcando el millon de habitantes. Si ocurriera en ella lo que ocurre en otras ciudades importantes, esto es, si se le anadiera los eentros urbanos limitrofes, tendriamos que «la gran Habana», con su populoso cinturon humano, alcanzarfa el millon y medio, tal vez los dos millones. Continue reading “Paralisis progresiva del tranvia -1”

Esmeril -2

Quiza muclios lcctorcs 110 sepan que Vicente Martinez es poeta. Poeta dc un solo poema, que si es bueno —y lo es la «Oracion del camarada basurero—, vale tanto eorao un buen libro unico. En este punto Manuel Bandcira podria incluirlo sin vacilar en su ramillete de «cpoetas bisiestos», scgun llama Vinieius de Morais a los «poetas sent livros- bissextos, pela escassez de sua produgao cuja excelencia sent embargo os coloca ao lado dot mais citadosv.,. Continue reading “Esmeril -2”

Esmeril -1

Vicente Martinez? Ho aquE tin nombre nuevo en la politica habanera. El nviejo’o es Esmeril… Este aspero seudonimo, que ha llegado a sus- tituir al vago y generico Gonzalez del apellido materno, resulta para cl columnista do «En su puntoa una oriflama de eombate.
Hare doee anos quo Esmeril se mantiene en su trinchera de la segunda pugina. Ahora mismo podeis volver la hoja y Continue reading “Esmeril -1”

Un ano que llega y un trovador que se va -3

—No te acuerdas de mi?
—Claro que me acuerdo —Ie dije—. Tu eres Corona…
—Yo soy Corona —respondio a su vez—, pero me muero. Mirame como estoy.
Lo invite a una copa y la bebio avidamente con mano temblorosa.
—Un dia quiero verte —concluyo al despedirme de el—. Me gustaria cantarte las viejas cosas. Yo soy el autor de Santa Cecilia y de Lon¬gina…No te acuerdas?
La verdad es que esas dos canciones constituian su orgullo. Continue reading “Un ano que llega y un trovador que se va -3”

Un ano que llega y un trovador que se va -2

Pero nobre toduH, Longina, hrrmnnn gcmola do Santa Cecilia, do modo quo no puode linblnmo do uno din quo la otra non vcnga cn scguida 11 Ion labios:
En las scnsuales Uncas dc tu cucrpo hermoso hay un tema qua dcstaca sensibilidad…
l*or cierto quo Longina — llamadu Longina O’Farril— vive todavia.. Era hacc treinta anos una mujer do cuorpo Continue reading “Un ano que llega y un trovador que se va -2”

Un ano que llega y un trovador que se va -1

La Habana ha recobrado rapidamente su ritmo normal. Es dccir, su tumulto crdcnado, su vocerio llcno dc tcmplanza, su ponderada dcsor- bitaciou… Luego de las fiestas de Pascuas, ya uu poco lejanas, y las mas recientes de Ano Nuevo y de Reyes, el habitantc de este rincon an till ano hallase entregado a la desagradable tarea de arrcglar cuentas Continue reading “Un ano que llega y un trovador que se va -1”